La Gas, la primera firma de estaciones de servicio mexicana con marca propia, tiene puestos los ojos en el mercado del centro del país.

En su plan de negocios, la empresa tiene prevé extender sus gasolineras desde Yucatán hasta el Valle de México, en un corredor importante para los transportistas y para los prestadores de servicios de empresas regionales que pueden tener cobertura de la península hacia el centro del país.

En 2019, y como parte del programa de apertura de nuevas estaciones, explicó Emilio Loret de Mola Gómory, presidente del consejo de administración y director general de Grupo Lodemo, “valoraremos qué ciudades y número de estaciones pudiéramos reconvertir o construir con la marca La Gas”.

Indicó que el año pasado la empresa hizo un análisis del comportamiento que estaba teniendo la nueva marca y “observamos que tuvimos un incremento de las transacciones de 35%, por lo que creemos que el crecimiento ordenado de la franquicia debe ser de Yucatán hacia el corazón del país”.

La expectativa, añadió, “es tener 200 estaciones antes de que termine 2020.” Actualmente la marca tiene 34 ubicadas en Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

“Pensamos que para entonces —dentro de tres años— podemos llegar a Veracruz, Estado de México y también Chiapas, en una primera etapa”.

Por lo pronto, el socio fundador de La Gas dijo que esperan cerrar 2017 con 50 estaciones de servicio, 16 más que las que tenían el año pasado.

“¿Su estrategia consiste en comprar y reconvertir estaciones que originalmente eran Franquicia Pemex?”, se le preguntó.

“Tenemos tres formatos: uno, la construcción de nuevas estaciones de servicio, que representan 20% de las 34 que tenemos, es decir, casi siete; otras se han adquirido y efectivamente eran parte de la Franquicia Pemex, y tenemos otras que las hemos reconvertido. Algunas de ellas prácticamente las hemos iniciado desde cero, volviendo a hacer prácticamente la estación de servicio”, indicó.

“En todas ellas estamos incorporando múltiples servicios como tiendas de conveniencia, restaurantes y promoviendo todos los medios de pago electrónicos. De hecho, al incorporar las tiendas de conveniencia de la marca GoMart realmente hemos logrado crear una sinergia entre las tiendas de conveniencia y los clientes. Actualmente, alrededor de 20% de los clientes que acuden a nuestras estaciones de servicio hacen transacciones en las tiendas de conveniencia”, dijo.

Este, añadió, es un dato que refleja que el comportamiento futuro de las gasolineras es hacer más de una actividad en la estación de servicio, por ejemplo, todo lo que son pagos de servicios, luz, agua y teléfono.

“En el mercado de las gasolinas se está migrando muchísimo del pago en efectivo a las tarjetas”, subrayó.

Comentó que, a través de otra empresa del grupo, están construyendo una terminal de almacenamiento en Progreso, Yucatán, que entrará en operación en 2018, con capacidad de 450 mil barriles, que dará servicio a toda la región y no va ser privativa para un grupo de estaciones de servicio.

“Sí nos vemos en ir tomando tramos en la logística que hoy no tenemos”, dijo al comentar que podrían participar en la última fase de la temporada abierta de infraestructura de Pemex, prevista para diciembre de este año en el sur del país.

Al preguntarle sobre la posibilidad de que el grupo decida salir al extranjero a comprar gasolina y diesel para abastecer sus propias gasolineras dijo: “consideramos que Pemex va a seguir siendo nuestro principal abastecedor, pero para darle garantía de suministro y calidad a nuestro cliente podríamos buscar opciones, que pueden ser Pemex o cualquier otro, pero hoy seguiremos siendo clientes de Pemex”.

Loret de Mola explicó que la nueva franquicia cumplió un año desde la inauguración de su primera estación y se han superado las expectativas y objetivos basados en una nueva experiencia de carga y en ofrecer una sólida cobertura en el sureste del país.

La Gas inició operaciones en junio de 2016 con dos franquicias, una en Campeche y otra en Mérida, y ahora cuenta con 34 estaciones de servicio en cuatro estados (Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán).

La firma, sostuvo el ejecutivo, ha impulsado un proyecto que coloca a sus clientes como su principal enfoque, al ofrecerles un servicio all in one en sus estaciones para asegurar una atención integral.

“Esto lo hemos logrado a través de los diferentes acuerdos con otras franquicias, como La Europea, Burger King, GoMart, Subway y otras, lo que ha permitido a La Gas ofrecer beneficios y promociones cruzadas a sus clientes o servicios relacionados como estética automotriz, calibración con nitrógeno para las llantas, cambio de aceite y ajuste de niveles”, comentó.

La Gas forma parte de la apertura promovida por la reforma energética que supone mayor competencia y diferenciación en la oferta de productos, servicios y precios al público en las gasolineras de México.

Según el presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, hasta hoy hay un número importante de nuevas marcas de gasolineras operando en todo el país.

Esto supone inversiones importantes, considerando que por cada nueva estación se requieren inversiones por un millón de dólares.

“De duplicarse el universo de estaciones de servicio actual —estimadas en 11 mil 685— se tendrían inversiones totales del orden de 12 mil millones de dólares”, considerando que México cuenta con un menor número de gasolineras por habitantes que el observado en otras naciones.

En el país una estación abastece en promedio a cada 10 mil 560 habitantes y en promedio en la Ciudad de México el número se eleva a 23 mil 165 habitantes, cuando en Estados Unidos son 2 mil 677 habitantes por gasolinera y en Brasil, 5 mil 158.En 2019 evaluarán ciudades y el número de estaciones que usarán la marca

Back to Top