El secretario general de la Federación Iberoamericana de Franquicias, Diego Elizarrarás, sostuvo que uno de los retos del sector en México es que las empresas puedan madurar para que su alcance sea...

El secretario general de la Federación Iberoamericana de Franquicias, Diego Elizarrarás, sostuvo que uno de los retos del sector en México es que las empresas puedan madurar para que su alcance sea internacional. En entrevista con Notimex, señaló que se trata de una industria que siempre ha dado buenas noticias en entornos desfavorables, lo cual es producto del trabajo que se ha hecho por casi 30 años, fecha en la que se comenzó a adoptar este modelo en México. El exdirector de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) explicó que el modelo de franquicias llegó a finales de la década de los 80 del siglo pasado, primero con marcas internacionales, y poco a poco las empresas nacionales adoptaron este modelo. En ese sentido, dijo que de las mil 400 marcas registradas en la AMF, menos del 1.5 por ciento tienen más de 500 unidades; mientras que la gran mayoría cuenta con  10 y 50 unidades, lo cual habla de un mercado joven que se está acercando a la etapa adulta. "Se tratan de  pequeñas y medianas empresas de reciente creación que han madurado sus modelo para ofrecerlo bajo franquicia, por lo que el tema a futuro es ver cómo estás marcas logran posicionarse, tener un mayor número de unidades y salir a otros países", anotó en el marco de la Feria Internacional de Franquicias. El reto, añadió, se debe además al tema del cambio de la politica económica en Estados Unidos, "pero al final las franquicias lo capitalizarán de manera favorable y deben entender que también pueden hacer comercio en el centro y sur del continente". Por otra parte, explicó que junto con Brasil, México se ha encargado de apuntalar el tema de las franquicias en América Latina, y actualmente se posiciona entre los primeros siete lugares en cuanto a número de negocios. "Más allá del numero, lo interesante es que tenemos este tipo de ferias, una de las tres más importantes a nivel mundial, hay un marco regulatorio que se ha encargado de darle certeza al sector, con gente que está más preparada y con mayores expectativas del negocio", dijo. "Antes había que explicarles conceptos básicos, ahora ya saben que no solo importa el tema del costo sino la relación con los franquiciatarios, así como la experiencia de otros inversores, lo cual es mucho más importante", explicó. Elizarrarás concluyó que ello habla de un entorno favorable para el sector y tiene a México en un nivel altamente competitivo a nivel internacional.

Back to Top