Las tiendas dedicadas a la venta de artículos para regalo han probado ser negocios fructíferos, con ventas constantes que repuntan en temporadas especiales, como Navidad, 14 de febrero y 10 de mayo.

Es el caso de las franquicias de Senso, Simon and Co. New York y Zürich Little Big Store, que reportan ingresos mensuales por sucursal que van de 50 mil a 330 mil pesos, dependiendo del tipo de unidad, y prometen utilidades superiores a 32 por ciento por pieza vendida.

Nadie pierde

Una de las ventajas que proporciona la franquicia de Senso y que favorece su rentabilidad, es el esquema de cambios y devoluciones. Si una línea específica de relojes de pulso o un título determinado de un disco compacto no se vende, el inversionista puede adquirir otra, sin que afecte su economía, afirmó Jaime González, director de Franquicias del Grupo Central de Discos.
Durante los primeros tres meses de operaciones, precisó, el franquiciatario puede regresar al corporativo 100 por ciento de las compras que efectúe. Conforme transcurre el primer año de actividades y la filial se consolida en el mercado, la devolución se reduce poco a poco, hasta llegar a 10 por ciento.
"Aquí nadie pierde", afirmó. La mercancía se concentra en uno de los 21 almacenes que la compañía tiene en la República Mexicana y se reenvía a otra sucursal o entidad que sí la pueda colocar; en casos extremos, se reetiqueta y se comercializa como oferta especial. 
Los beneficios de pertenecer a una firma que importa directamente sus productos son para el vendedor y el cliente final; "el costo promedio por pieza para el franquiciatario es de 49 pesos y lo estaría dando en promedio en 75 pesos; obviamente, los márgenes varían en cada línea; por ejemplo, el más notable es el de los lentes, tienen 68.5 por ciento de margen bruto", añadió. 

En los cuernos de la luna

Para Simon and Co. New York, la clave del éxito de su sistema de franquicias ha sido mantener precios controlados y una constante evolución de cada uno de los modelos de las 20 líneas que comercializa, que van desde bolsas para dama, lentes de sol, hasta productos para oficina, como abrecartas y tarjeteros.
"Por ejemplo, un lente que le cuesta al inversionista cien pesos, el precio público es de 250 pesos, el producto nos permite tener ese costo por la calidad, incluso muchos clientes preguntan si nuestros precios son en dólares, porque realmente el artículo se presta para creerlo", indicó Juan Carlos Gutiérrez, director comercial de la compañía. 
En cuanto a la renovación de artículos, dijo, el corporativo en Estados Unidos produce cada cuatro meses nuevos diseños con base en las últimas tendencias de las modas estadounidense y europea, con el propósito de que los aparadores de las tiendas de Simon conserven una imagen atractiva. 
Al adquirir la franquicia, señaló el ejecutivo, el inversionista recibe capacitación para operar el negocio, así como asesoría sobre cómo escoger al vendedor ideal que eleve sus ingresos hasta los "cuernos de la luna". 
De acuerdo con los proyectos de viabilidad, en los primeros tres meses de actividades, una sucursal registra ventas diarias de mil 500 a dos mil pesos, siempre y cuando esté ubicada en un sitio con alto flujo de personas. 

Apoyo publicitario 

Dedicada a la venta de regalos de las marcas Victorinox, Steiner, Mag-Lite, Tasco y de 80 proveedores más de talla internacional, Zürich Little no cobra un porcentaje de regalías por ventas mensuales para uso de marca o publicidad sino al contrario, los gastos en la promoción local de las tiendas corren por cuenta del corporativo.
"Se les apoya con publicidad bimestral, cada dos meses se les manda alrededor de 200 magazines, ejemplares de cuatro hojas, donde están las promociones nuevas que lanzamos en fechas especiales", indicó ascar Amin Villa, gerente de Ventas de Representaciones Albis. 
En el caso de campañas masivas, apuntó, tenemos un proyecto publicitario compartido en donde la empresa aporta 50 por ciento del monto total y el resto lo pagan los inversionistas. 
La firma ofrece cuatro tipos de franquicias, según el monto de inversión y cuenta con el concepto tipo stand, que tiene la versatilidad para ajustarse a cualquier lugar o establecimiento ya establecido, llamado Zürich Express. 
La duración del contrato de la franquicia es por un periodo de cinco años; al terminar, es necesario renovarlo, con la ventaja de que el franquiciatario no desembolsa ni un centavo.
El stock inicial de cada unidad varía, va de 57 mil 900 pesos hasta los 350 mil pesos en piezas como: mochilas, navajas, relojes, termos y utensilios de cocina; aunque el pago es inmediato, en compras posteriores pueden adquirirse con un crédito hasta por 30 días, siempre y cuando el franquiciado cumpla con los requisitos establecidos, finalizó. 

 

     TIEMPO EN QUE SE RECUPERA LA INVERSION

Franquicia

Costo (pesos) Inversión Tiempo
SENSO 10,000 193,800 1-2 años
SIMON & CO NEW YORK 35,000 - 50,000 160,000 - 320,000 1-1.5 años
ZÜRICH LITTLE BIG STORE 10,200-51,000 61,200-969,000 3-11 meses
Nota 1: Las cifras proporcionadas en dólares por las empresas fueron calculadas en pesos de acuerdo con el tipo de cambio promedio del año.
Nota 2: Las empresas informaron que no cobran regalías sobre ventas.
Fuente: Cuadro elaborado por Finsat, con información de las empresas. 

Cuadro elaborado con información proporcionada por las empresas

El Financiero  - Miércoles, 14 de mayo de 2003 - Claudia Alcántara / Finsat

Back to Top