Con un volumen de ventas que el año pasado rebasó las 150 mil unidades, el mercado mexicano de motocicletas se ha convertido en uno de los más atractivos para las marcas internacionales que participan en el sector.

Las firmas chinas no son la excepción y aun cuando la comercialización de sus productos en nuestro país les representa un arancel de 30 por ciento, consideran que los bajos precios que ofrecen, hasta 50 por ciento inferiores a los de motos estadounidenses y japonesas, garantizan su éxito.

Es el caso de Lifan y Zanetti, dos compañías que mediante el esquema de franquicias se preparan para atraer a inversionistas mexicanos.

Más rentable que la venta de automóviles

Ejemplo del carácter emprendedor chino, Lifan dejó de ser sólo la maquiladora de más importantes firmas de motocicletas del mercado, como Honda, Yamaha y Kawazaki, para producir su propia marca y operar hoy en día 50 franquicias maestras en el mundo.
A cuatro años y medio de haber llegado a nuestro país, Lifan cuenta con 30 tiendas y, según dijo en entrevista el director comercial de México, Carlos Lisbona, esperan llegar a 50 en un lapso menor a dos años. "Actualmente fabrica un millón de motocicletas al año.
Su principal mercado es Inglaterra, Alemania, toda la UE; son la compañía de motos que más exporta a Japón, tanto motos como motores. Lifan aprovecha la mano de obra y la buena calidad y tecnología que se tiene", indicó Lisbona. Hoy en día produce alrededor de 80 modelos diferentes de motocicletas, pero en México se comercializan sólo 16.
"Muy dirigidos a jóvenes que siempre han querido tener una Harley Davidson o BMW, que por su costo tan alto no pueden adquirir. La diferencia es que una Harley vale 15 mil dólares y la de nosotros la puede adquirir en dos mil 500, aunque el motor no es del cilindraje de aquéllas.
"La forma más correcta de vender una motocicleta no es ni por medio de tiendas de autoservicio ni por medio de una tienda departamental, sino en un lugar especializado, con gente capacitada, que realmente le van a poder recomendar al usuario final cuál es la que más le conviene. Van a tener su taller y sus refacciones en un mismo piso de venta", explicó.
La franquicia debe contar además con un taller y área de refacciones, lo que aporta una extensión al negocio. Lifan tiene la infraestructura necesaria para apoyar a sus inversionistas, talleres en toda la República y centros de servicio de garantías con mecánicos especializados.
No es necesario que el franquiciatario sepa de motos, señaló Lisbona, "lo que pedimos es que sea un empresario trabajador, requerimos que cuente con una inversión mínima de 950 mil pesos y que la inversión sea en producto, refacciones e infraestructura".
Según el directivo, esta franquicia "es más rentable que una agencia automotriz", pues por introducción, en estos momentos la empresa no cobra regalías mensuales ni costo por uso de la marca, por lo que "en el peor de los escenarios" el franquiciante podría vender las motos al costo y recuperar su inversión.
Por si fuera poco, todas las franquicias de Lifan cuentan con el apoyo de la firma para brindar atractivos planes de financiamiento y posibilidades de compra con crédito Fonacot, en donde el franquiciatario no tiene que financiar las motos con su dinero ni correr ningún riesgo.

Diseño mexicano

Grupo Gomo, distribuidor nacional de importantes firmas de línea blanca y electrónica, decidió incursionar en el mercado de motocicletas con la primera marca mexicana fabricada en China: Zanetti.
De acuerdo con Érika Bustillos, gerente de Marca de Zanetti, especialistas de la distribuidora mexicana se fueron a vivir ocho meses al país asiático en busca de la mejor maquiladora de motocicletas y, al calor de los motores, regresaron a México con la franquicia concebida.
"Los diseños están hechos en México para el mercado nacional, para ir más directo al perfil del consumidor en México; todo se fabrica en China, pero la marca es totalmente mexicana."
La importación actual es de 14 modelos distintos, que podrían aumentar junto con el interés de las adquisiciones, subrayó.
A diferencia de Lifan, Zanetti ofrece dos tipos de franquicia. La primera es exclusivamente para la exhibición y venta de las motocicletas y la segunda cuenta además con un taller de servicio.
Se espera que el primer arrancón de esta compañías se dé a gran velocidad. Aunque por ahora no tiene ninguna tienda en operación, prevé cerrar el año por lo menos con cuatro establecimientos en la ciudad de México y de ahí expandirse a Monterrey, Guadalajara, Puebla y Querétaro. Recién salida del empaque, la primera franquicia de motocicletas mexicanas dice tener el mejor surtido a los precios más competentes del mercado; "la más barata es de nueve mil 900 pesos y la más cara en 36 mil 900; son los precios más bajos", manifestó Bustillos.

 

    TIEMPO EN QUE SE RECUPERA LA INVERSION

Franquicia

Inversión (pesos) Tiempo
Lifan 950,000 De 1 a 2 años
Zanetti (sólo tienda) 1,009,600 De 12 a 18 meses
Zanetti (con taller) 1,139,100 De 9 a 14 meses
Cuadro elaborado por Finsat, con información proporcionada por las empresas

Cuadro elaborado con información proporcionada por las empresas

El Financiero  - Miércoles, 7 de mayo de 2003 - Adriana Curiel / Finsat

Back to Top