La cadena española de cabinas de bronceado puso en operación un establecimiento piloto, pero planea otorgar tres franquicias en lo que resta del año.

Ante el creciente interés de los ejecutivos mexicanos por el cuidado de su imagen y salud, la franquicia española Broncearium inauguró una franquicia en Polanco y planea abrir tres más en la ciudad durante el año.

El proyecto de Polanco es piloto y abrió sus puertas el pasado 25 de julio con la idea de que los interesados vean cómo opera y evalúen la conveniencia de convertirse en franquiciatarios. Sin embargo, hay tres proyectos en firme, pues los otros locales estarán en Altavista, Pedregal y Satélite.

Para el próximo año, la firma de bronceados artificiales estima la apertura de otras siete tiendas en el país.

Greta Bermejo, directora de franquicias de Broncearium, comentó que hay predisposición tanto de hombres como de mujeres por el cuidado personal, pues es la carta de presentación.

Consideró que es el momento perfecto para invertir en el mercado mexicano, pues hay mayor conocimiento sobre este tipo de servicios.

La franquicia ofrece un sistema innovador de cabinas verticales, y paralelamente brinda servicios de depilación, tratamientos anticelulíticos, masajes y faciales.

El costo de la franquicia es de $960,947 pesos, que incluye la cuota inicial, cuatro cabinas de bronceado, mobiliario, instalaciones, montaje, cursos de formación, uniformes, equipo informático, gastos aduanales, fletes y productos para iniciar el servicio. Sin embargo, cuando un inversionista compra la franquicia puede tardar entre uno y tres meses para que su local sea acondicionado.

Para la instalación del centro de bronceado se pide como requisito un local de 80m2, aunque un local podría adecuarse en 40m2.

“Pedimos 80m2 porque dejamos abierta la posibilidad de expandir el negocio, así el inversionista no tendrá que preocuparse por el espacio. La experiencia nos ha indicado que el espacio no debe ser una limitante para el crecimiento”, comentó Bermejo.

Aunque este concepto es innovador en el mundo de las franquicias, Broncearium ya tiene competidores en el mercado mexicano. Algunos de ellos son MGM (María Guadalupe Medina) y Electric Beach, que también ofrecen franquicias.

Las cabinas verticales de Broncearium ofrecen mayor higiene, ya que el cuerpo no mantiene contacto con la cabina, no se suda, y el bronceado es más rápido, pues las sesiones van de cinco a ocho minutos. Otra de las ventajas es que ahorran espacio, pues al ser verticales no hay problema para adecuarlas en el local y, por otra parte, no se necesita una habitación para que la gente se desvista, ya que lo puede hacer en la propia cabina.

El Asesor de México