Facebook: Franquicialo.com Twitter: franquicialo YouTube: franquicialo Blogger: franquicialo

Pemex enfrenta creciente competencia en el mercado de gasolineras en México

Con la apertura de la primera estación de servicio de la anglo-holandesa Shell, la mayor comercializadora de combustibles en el mundo, hay 21 marcas distintas de estaciones de servicio gasolinero en el país, que al 2021 suman la posibilidad de contar con al menos 6.700 establecimientos distintos a Petróleos Mexicanos (Pemex), además de un potencial cambio de bandera de unas 1.400 gasolinerías en el país.

En la actualidad, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) reporta un total de 11.586 estaciones de servicio en operación. Empresas como Oxxo Gas, Petro 7, Hidrosina, Eco Gas y Nexum ya operan en un esquema mixto entre estaciones con facia propia y todavía con la franquicia de Pemex, mientras que otras como La Gas, BP, Combured, Shell, G500 Glencore, Chevron y Costco, ya suman 50 estaciones de servicio completamente independientes de la estatal mexicana.

Por lo pronto, se han otorgado 224 permisos para la importación de gasolinas y 324 para diesel. Como resultado, 16 empresas ya importaron gasolinas por lo menos en una ocasión, la mayoría, para autoconsumo y una empresa: la ganadora en la primera temporada abierta, Tesoro Energy, ya importa para fines de comercialización
En tanto, la CRE registra otras ocho marcas, casi todas en la frontera noroeste, que operan bajo la franquicia de Pemex con potencial a migrar sus estaciones a la marca propia en el corto plazo, éstas son: Orsan, GasMart, Rendichicas, VipGAs, CarGas, El Rey, Gas Top y Appro. Finalmente, dos gigantes estadounidenses en sus sectores: Gulf y Walmart, aún no arrancan operaciones, pero han anunciado la meta de colocar unas 2.200 estaciones al 2021.

Nuevas inversiones. El titular de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró durante la apertura de la estación de Shell en el Estado de México: “Si tomamos en cuenta las nuevas terminales de almacenamiento, los poliductos, la inversión para transportar combustibles por ferrocarril y las nuevas estaciones de servicio, en los próximos años llegarán a México US$16.000 millones de inversiones”.

Además, aseguró que antes de que concluya el año, o por lo menos la presente administración, está programada la segunda temporada abierta para asignar capacidad de transporte y almacenamiento en los sistemas de Pemex en las cinco entidades fronterizas donde se liberó el precio de las gasolinas desde junio pasado. Es condición fundamental para que crezca el mercado, pero dado que no son únicamente puertos y ductos internos como en la primera zona de Baja California y Sonora, los sistemas transfronterizos han presentado una mayor complejidad para definir las tarifas que la CRE permitirá cobrar a Pemex Logística.

Por lo pronto, se han otorgado 224 permisos para la importación de gasolinas y 324 para diesel. Como resultado, 16 empresas ya importaron gasolinas por lo menos en una ocasión, la mayoría, para autoconsumo y una empresa: la ganadora en la primera temporada abierta, Tesoro Energy, ya importa para fines de comercialización.

Shell desembarca. Shell pretende invertir US$1.000 millones en los próximos 10 años para nuevas gasolineras de su marca en México, además de soporte a algunos proyectos de infraestructura de transporte. En la inauguración de su primera estación de servicio ubicada en Tlalnepantla, Estado de México, el director general de la empresa en México, Alberto de la Fuente, y el director de Downstream, Andrés Cavallari, explicaron que prevén abrir entre uno y dos de estos establecimientos a la semana durante el 2017.

La primera estación de servicio es propiedad de un empresario que la opera bajo el modelo de franquicia. Tendrá una tienda de conveniencia de marca propia, Shell Select, venderá gasolina regular de marca Shell Super y Premium, conocida como Shell V Power, ambas aditivadas en el sitio con tecnología desarrollada por la anglo-holandesa